X, la ‘superapp’ en la que Elon Musk quiere convertir Twitter

Una app para atraerlos a todos y atarlos… no en la oscuridad sino en el nido de color azul del pájaro de Twitter.

WeChat, el referente que maneja Musk para su superapp X, tiene sólo en China más de mil millones de usuarios diarios

Así podrían resumirse las intenciones de Elon Musk, flamante nuevo propietario de Twitter, tras haber reiterado previamente su interés en desarrollar lo que se conoce como “superapp”  o “una app para todo”. X sería una aplicación capaz de ofrecer servicios muy diversos y con tanta variedad de herramientas y utilidades que puede convertir en innecesarias un buen número de las apps que todo el mundo lleva instaladas en el móvil.

El concepto no es nuevo, de hecho lleva años funcionando con gran efectividad en China con una plataforma como WeChat, que aglutina característica de red social, mensajería instantánea o gestor de pagos y transferencias monetarias, entre otras muchas funciones. Musk se ha referido en diversas ocasiones a “X”, la denominación que le otorga a esa hipotética “aplicación definitiva” que permitiría centralizar en una única aplicación:

-Mensajería instantánea

-Videoconferencias

-Red social

-Noticias

-Pasarela de pagos

-Tienda online

-Reserva de restaurantes

-Pedidos de comida a domicilio

-Planificación y reserva de viajes

-Citas

-Juego online

-Compartir trayectos en coche

El resumen es disponer de una concentración de distintas micro aplicaciones centralizadas en una plataforma que ofrece al usuario un ecosistema completo, de manera que una gran parte de sus relaciones digitales tengan lugar en esa única ubicación.

A comienzos del mes de octubre Musk declaró que “comprar Twitter es un acelerante para crear X, la app para todo”, una aplicación que, tal y como sucede en China con la muy popular WeChat, concentre la máxima actividad diaria de sus usuarios, tanto social como comercial. Una concepción de app que no existe fuera de aquel país y que, para Musk, supondría la oportunidad de generar ese ecosistema partiendo de la base de la popularidad de Twitter, una plataforma a la que se le han incorporado opciones como la de poder participar en salas de chat de voz o escuchar podcasts.

La gran diferencia entre WeChat y Twitter es que la primera tiene más de mil millones de usuarios activos diarios (en un solo país) mientras que Twitter no llega a los 300 millones de usuarios activos diarios en todo el mundo. Pero a pesar de ello la red social de microblogging no deja de ser un excelente punto de partida que supondría, según el propio Musk, acelerar en tres o cinco años el desarrollo que podría haber afrontado desde cero para ofrecer su superapp X.

Antonio Rentero

Comunicador especializado en tecnología y cine. Jurista especializado en protección de datos. Curioso especializado en prácticamente todo.

Fuente: https://www.trecebits.com/

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *